Instagram: Dejó el fisiculturismo y comparte fotos con su nueva figura para concientizar al mundo

Se alejó del fisiculturismo porque no la hacía feliz, así que decidió cambiar su estilo de vida. Este es el sorpredente cambio de Tesia Kline y su contudente mensaje al mundo.

Compártelo con
Compártelo con
Ella no quiere saber nada del fisiculturismo y comparte fotos con su nueva figura

Cuando en el 2014 Tesia Kline sufría de sobrepeso decidió cambiar su vida y entregarse al fisiculturismo. Obtener disciplina y tener un cuerpo de revista eran sus objetivos. Desde entonces, hizo todo lo posible para llegar a su meta y pasaba muchas horas en el gimnasio. Logró bajar 23 kilos y solo así podía presumir de un cuerpo que parecía haber sido esculpido por el mejor artista. Participó en varias competencias con relativo éxito, su carrera como fisiculturista estaba en ascenso. Su gran progreso lo mostraba en Instagram donde más de 60 mil seguidores la apoyaban. Sin embargo, no se sentía satisfecha, el fisiculturismo no llenaba su vida. Aún tenía un hueco muy profundo que no podía llenar con ejercicios.

Ella tenía un cuerpo espectacular, pero decidió cambiarlo

fisiculturismo

NO TE LO PUEDES PERDER: ¿CÓMO OBTUVIERON ESTOS CUERPOS? 10 PERSONAS QUE ABUSARON DE LOS ESTEROIDES Y SE ARREPINTIERON

Después de hacer un análisis de lo que quería, notó que el gimnasio no era algo vital para ella. Tesia se cansó del gimnasio y decidió dejarlo, se despidió de las pesas para siempre. Después de 3 meses sin ejercitarse, decidió mostrar su nueva figura en Instagram. Acompañando la instantánea escribió: “Cuando toda tu concepción y abdominales se han ablandado pero no te importa porque sabes que en el fondo todavía estás ganando. No voy a mentir: A veces, miro hacia atrás cuando estaba en el escenario y pienso, ¿qué pasó?”.

El fisiculturismo nunca satisfizo sus expectativas

fisiculturismo

Ahora es más feliz que nunca

fisiculturismo

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: EL IMPACTANTE CAMBIO DE 6 FISICULTURISTAS MUJERES DESPUÉS DE USAR ESTEROIDES

La joven de 25 años usa su página en Instagram para hacer campaña por la autoestima publicando a menudo fotos que muestran sus “defectos”. Ella no está triste porque su abdomen no está marcado, ni por sus brazos flacos, por el contrario, ella quiere que todos vean sus nuevas fotografías para trasmitir el mensaje de que todos nos aceptemos tal y como somos.